Terminó bien para como comenzó

El Dépor tenía hoy una dura papeleta por resover. El Athletic de Bilbao, nunca ha sido una equipo fácil y no lo iba ser menos aunque Riazor tuviera una entrada difícil de mejorar, Celta o Madrid mediante, al ser el día de las peñas. Había ganas de fútbol. Vibrante, del bueno. Los amigos venían cargados de pipas y hasta la grada sudaba la camiseta. Nunca tuve mucho olfato pero mis amigas y amigos deportivistas así lo aseguraban con un “hoxe cheira moito”.

Ambiente bueno decía, pero la alineación propuesta por Víctor, no fue la deseable. Juan Domínguez no daba oxígeno al centro del campo, Luis Alberto no arrancaba bien desde la izquierda al estar desplazado de su sitio natural y Lucas Pérez no podía hacer daño arrancando de media punta al estar de casi único delantero. Una alineación rara en suma. Una alieación temerosa. Al Bilbao hay que tenerle respeto, pero a este Bilbao no se le puede tener temor. Cierto es que siempre es un equipo exigente, que asfixia, que atosiga, todo es a cara de perro, mete pierna y se mantiene tieso y cuando sale en trompa uno ve aparecer los helicópteros de Apocalypse Now y Wagner en los oídos. Pero en cuanto a fútbol, no anda sobrado y menos en Riazor y frente a un Dépor con las ideas claras de pasadas jornadas.

Esas ideas claras no surgieron hasta que Víctor replanteó el esquema, tocó corneta ante un 0-2 algo injusto e introdujo a Borges, Cartabia y Riera para ofrecer mucha más mordiente. No es fácil determinar a ciencia cierta si lo que obró el milagro – un 0-2 ante un Athletic bien plantado, y pasar a un 2-2 con altas posibilidades de 3-2, milagro es o algo parecido – , fueron los cambios, el siempre porfiar de Lucas Pérez con golazo incluido, o las alas Red Bull de las peñas con su constante “esta hinchada nunca se rinde”. Pero milagro hubo y la hinchada marchó contenta hacia casa y con buenas sensaciones para empezar la semana. Mucho de la remontada se debio y esto si que es hasta matemática pura, al buen hacer machacón de Pedro Mosquera. Jugadorazo. Clase magistral de colocación y de cómo se sostiene una medular hasta en momentos de UCI.

Me reservo este último párrafo para celebrar a tinta suelta, el éxito de mi Atleti en Anoeta. Hoy los vascos han salido algo magullados. Griezmann no soy de autógrafos pero este vídeo a forma de homenaje refrenda que estás ENORME y las mayúsculas son intencionadas. Eso es aguantar tarascadas y definir con sangre fría y lo demás son mamarrachadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s